Embarazo e hipertensión: Reporte de casos de complicaciones infrecuentes

Póster:

Embarazo e hipertensión: Reporte de casos de complicaciones infrecuentes

Nombre:

Valentina Manques Macuada

E-mail:

valentinamanques@gmail.com

Institución:

Universidad de Antofagasta

Autores:

Manques V, Naranjo M, Aracena J, Moreno P

Áreas:
  • Abdomen y Pelvis
  • Otras Partes del Cuerpo
Técnica:
  • Tomografía Computada
  • Ultrasonido / Doppler
Resumen:

Los trastornos hipertensivos del embarazo complican alrededor del 5-10% de los embarazos y causan morbilidad y mortalidad materna, fetal y neonatal. A continuación se presentan casos poco frecuentes, pero catastróficos, relacionados a la hipertensión en pacientes embarazadas y sus principales hallazgos imagenológicos. Primer caso: paciente hipertensa, cursando embarazo de 37 semanas con dolor torácico. Se diagnostica disección aórtica tipo A mediante AngioTC. La disección aórtica es un desgarro en la capa interna de la aorta, determinando un falso lumen. Aunque es poco común, se puede presentar en el tercer trimestre de embarazo y en el postparto, presentando una alta mortalidad tanto para la madre como para el feto. El segundo caso, corresponde a paciente con diagnóstico de síndrome de HELLP con dolor abdominal. La ecografía reveló extenso hematoma hepático subcapsular espontáneo (HHSE). El HHSE es una complicación grave aunque infrecuente de la preeclampsia severa, asociado a síndrome HELLP en 92,8% de los casos con alta morbimortalidad materna y neonatal. El último caso corresponde a paciente cursando embarazo de 18 + 6 semanas, con diagnóstico clínico de preeclampsia y lipotimia. Al estudio ecográfico se evidencia gran hematoma retroplacentario, a quien se le realiza TC en busca de otros sitios de sangrado. El 50% de los hematomas retroplacentarios se asocia a síndromes hipertensivos del embarazo. El diagnóstico se realiza mediante ecografía, aunque en ocasiones puede ser difícil de detectar. La hipertensión en el embarazo puede producir complicaciones infrecuentes, pero graves, donde el diagnóstico certero y un manejo temprano, son cruciales para disminuir la morbimortalidad materno-fetal. En este contexto, el uso de técnicas imagenológicas como la ecografía como estudio de primera línea y tomografía computarizada en pacientes con riesgo vital, juegan un rol importante en su diagnóstico.