Sistema de guiado mediante inteligencia artificial para la realización de ecografías en las futuras misiones espaciales tripuladas

Póster:

Sistema de guiado mediante inteligencia artificial para la realización de ecografías en las futuras misiones espaciales tripuladas

Nombre:

David Miraut

E-mail:

dmiraut@gmv.com

Institución:

GMV Innovating Solutions

Autores:

Parra-Gordo ML, Ossaba S, Diez Á, Alonso-Gonzalez R, Marti M, Garzón G, Reale G, Illana C, Miraut D.

Áreas:
  • Abdomen y Pelvis
  • Otras Partes del Cuerpo
Técnica:
  • Ultrasonido / Doppler
Resumen:

El espacio profundo es un entorno hostil para el cuerpo humano. Los astronautas necesitan estar protegidos dentro de una nave espacial para resguardarse de los efectos del vacío y las variaciones extremas de temperatura. Sin embargo, aunque su hábitat les puede proporcionar aire respirable, agua, alimentos, una temperatura y presión aceptables, el volumen cerrado habitable limitado, la exposición a altos niveles de radiación y la ingravidez siguen siendo lesivos para los sistemas fisiológicos de los astronautas. Actualmente, la ecografía se utiliza en la Estación Espacial Internacional (EEI) con fines de investigación. A pesar de sus muchas ventajas, requiere el apoyo de un operador experto para capturar imágenes de suficiente calidad con fines diagnósticos. Es una modalidad de imagen que requiere años de entrenamiento para ser dominada en cada órgano objetivo. Hasta ahora, todas las actividades de ecografía en las misiones espaciales han incluido la guía en tiempo real de expertos en Tierra a través de videoconferencia. La planificación de futuras misiones espaciales tripuladas de larga duración presenta nuevos desafíos. El apoyo médico en la exploración espacial debe ser reconsiderado para proporcionar mayor autonomía a las tripulaciones debido a los retrasos en la comunicación, las limitaciones en términos de sistemas médicos disponibles para la tripulación, así como la dificultad para llevar a cabo evacuaciones durante las misiones. Marte se encuentra a 20 minutos luz de la Tierra, lo que imposibilita el uso de telemedicina en su próxima exploración. El proyecto ALISSE (Autonomous uLtrasound Image improvement SyStEm) de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha conseguido reducir la curva de aprendizaje en la colocación óptima de la sonda. ALISSE guía a los astronautas proporcionando indicaciones claras para localizar las ventanas acústicas y en el movimiento de la sonda al escanear órganos clave, de modo que se detectan los planos de ecografía estándar y las imágenes de alto valor clínico, para que posteriormente sean enviadas a Tierra para su posterior diagnóstico. Además, el sistema de inteligencia artificial de ALISSE tiene un brillante futuro en la Tierra.